Baño Flexcamper

Hemos diseñado nuestro baño abatible Flexcamper buscando ganar el máximo espacio habitable en nuestras camper gran volumen.

Este baño, como todo, tiene ventajas e inconvenientes. Gracias a ser abatible, conseguimos tener un nuevo espacio amplio junto a la cama, que es muy útil para vestirse, levantarse de la cama o cruzarse dentro de la furgo, necesidades normalmente no resueltas en otras configuraciones.

Además, se gana mucho espacio de almacenamiento, ya que detrás del plato y sobre el hay armario con varias baldas, y aún más si no se instala el lavabo y grifo interior. Otra ventaja es que el plato de ducha es más grande que el que hay con un baño cerrado, en el que hay que dejar sitio al pasillo y donde la pared exterior es curva. Como lado negativo esta el hecho de que el potty (baño químico) no queda en una estancia cerrada por paredes para su uso, si no que solo se rodea con cortina.

En definitiva, hay que elegir la distribución que más se adecúe a cada uno, en función del uso que se le vaya a dar al vehículo camper;

Por lo general los clientes que nos piden el baño Flexcamper son más de viajes cortos de fin de semana o pocos días, deportistas que necesitan mucho espacio de almacenamiento de material, o simplemente que priorizan el poder moverse cómodamente dentro de la furgo y maximizar el espacio de almacenamiento.

El uso de la ducha abatible es muy cómodo. Simplemente bajar el plato, cerrar la cortina 360º y abrir el grifo. La cortina lleva plomos en los bajos, el maneral funciona con pulsador y el hueco donde se recoge la cortina está calefactado, pudiendo secar la cortina ya guardada. Lo hacemos a medida, por lo que el plato se suele hacer desde 85 x 65cm. hasta de 95 x 105cm. El lavabo se puede montar, o si se prefiere, aprovechar todo el espacio para baldas de almacenamiento.

Al utilizar la ducha, la sensación es aún mejor, ya que como no nos damos con los codos en las paredes, nos movemos con más libertad. Al acabar de ducharnos, podemos abrir solo el primer tramo de cortina, dándonos acceso a las estanterías y espejo, pudiendo afeitarnos, cremas, etc. sin aún salir de la ducha. Después basta con pasar un paño para secar los últimos restos de agua que puedan haber quedado y subir el plato. En caso de mojar algo (no es habitual, no se sale el agua), como los materiales que utilizamos en toda la camperización son resistentes al agua, no hay que preocuparse, simplemente se friega el suelo como haríamos en casa.

Llevamos muchas Flexcamper fabricadas y podemos afirmar que los clientes han quedado satisfechos y no hemos tenido ningún problema con el agua, ni los materiales empleados.

Seguimos evolucionando el modelo, como la versión Flexcamper2020, que lleva ya dentro el potty dometic 976 de 19l., tiene más capacidad de almacenamiento, apertura automática y mejor acceso.

Crea un sitio web gratuito con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close